A Coruña es mar, una ciudad que respira y siente el Atlántico;

una ciudad a la que la historia llegó navegando con Julio César, con Drake o con Sir John Moore, que aún hoy vive volcada hacia su puerto, sus playas, sus barcos y su lonja. Pero A Coruña es también un final de camino, a veces un comienzo: el lugar al que desde siempre han llegado viajeros, peregrinos que tenían aquí su primera visión de Galicia; el puerto abierto a Europa y América en el que se embarcaron reyes, tropas y emigrantes, una ciudad de cristal que es océano, piedra y luz atlántica.

Aquí los siglos han ido dando forma a una cocina abierta a los productos de las huertas de las comarcas vecinas y marcada al mismo tiempo por sabores marinos, yodados, con aroma a salitre. Y es el tiempo, sumado al producto, a la tradición y a ese mar siempre presente el que ha ido creando las condiciones perfectas para que una nueva generación de cocineros reformule la tradición y la proyecte hacia el futuro. A Coruña es hoy el lugar para asomarse a la cocina gallega, a su tradición pero también a una vanguardia atlántica y sin complejos, a sabores potentes, profundos como recuerdos, capaces de quedarse para siempre en la memoria.

Profundidad, potencia, espíritu abierto y vanguardista; carácter abierto, cosmopolita y enfocado hacia el futuro de la ciudad que se ve reflejado también en Coruña Cociña, un colectivo que agrupa a algunos de los más interesantes cocineros de la provincia y que, basándose en la transversalidad y en la pluralidad de estilos, trabaja alrededor de una personalidad gastronómica propia y diferenciada para A Coruña.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar