Chisco Jiménez #15cociñeiros

#15cociñeiros al descubierto: Chisco Jiménez

Chisco Jiménez se mueve como pez en el agua entre el legado del recetario de la abuela Culuca y una gastronomía más actual; entre el bar y el restaurante; entre lo informal y una cocina con más poso… Siempre con la proximidad por bandera, algo que aplica en sus elecciones personales como la música, los destinos de vacaciones o sus referentes.

En la cocina

  • ¿Por qué cocinero/a? Lo llevo dentro, desde pequeño fui cocinillas.
  • ¿Cómo y cuándo surgió? Después de trabajar de cocinero en Londres decidí estudiar cocina y dedicarme a ello.
  • Algo insoportable. Los siropes en los helados y la fresa cocinada.
  • Una virtud. Constancia y perseverancia. La cocina es una carrera de fondo.
  • Un defecto. Tengo temperamento.
  • Un vicio. Comer ,comer y comer.
  • ¿Para quién cocinar? Para mi familia, sin duda.
  • Un producto fetiche. El arroz.
  • Un producto a evitar. El salmón.
  • Un sitio para comer. Cada momento tiene su sitio y tipo de comida. Para el día a día y para mis lunes «solitarios» las mollejas de la parrillada Buenos Aires.
  • Una referencia. Marcelo Tejedor.

Conozcámonos un poco mejor…

  • Un momentazo. Muchos… Los viajes de verano en familia.
  • ¿Reír o hacer reír? Hacer reír.
  • Una película. Ciudad de Dios.
  • Una serie. No soy capaz de estar más de 20 minutos sentado viendo la tele.
  • Un/una cantante o grupo de música. Los Suaves.
  • Una canción. Palabras para Julia.
  • Una red social. Instagram.
  • Un refugio. Las Rías Baixas, con mi pareja y el enano.
  • Un destino de vacaciones. Carragueiros, Cabo de Cruz (Boiro).
  • Si no fueses cocinero serías… Cualquier trabajo relacionada con el vino (asignatura en la que me gustaría formarme profundamente).
  • Un sueño. Educar correctamente en valores y principios a mi hijo.